PRÓLOGO

Este libro es una “fuerza misteriosa” que te llama para que seas capaz de realizar, en este tiempo, lo que toda tu vida has esperado. Permíteme preguntarte, ¿cuántas veces has llorado a solas por no encontrar el verdadero amor?, ¿…por tener que vivir luchando y esforzándote día tras día para demostrar que tú vales la pena, cumpliendo las expectativas de los demás (muchas veces a costa tuya), y sufriendo porque nunca lo vas a acabar de lograr? ¿Cuántas veces le has reclamado a Dios por tus circunstancias de vida?, ¿…tu pareja o la ausencia de una pareja? ¿Tus hijos que ya no puedes controlar… o la ausencia de ellos?

¿Cuántas veces te has sentido sin rumbo, sin un significado en la vida, en un vacío cotidiano y un silencio que quieres llenar con música estridente, actividades compulsivas y carcajadas huecas? Permíteme preguntarte: realmente, ¿eres feliz?,

¿vives lo que amas?, ¿amas lo que vives?, ¿te sientes tan grandioso, tan valioso, tan hermoso, tan fantástico, merecedor, digno y divino como un bebé? ¿Cuántas veces has pedido un cambio o por lo menos una explicación y, desde el fondo de tu alma, has rogado que se te muestre la salida, el camino, la verdad?

Hoy puedo decirte que la Fuente Divina a la que has pedido claridad y luz en tu vida —en incontables formas— ha respondido, en un rayo de sol te dice: “te apoyo incondicionalmente”, en el viento “te acaricio y te sustento”, en el canto de un pájaro “te regalo serenatas”, en la Tierra “te nutro y vivifico”. A veces el Manantial Sagrado nos habla a través de un amigo, una revista, un comentario aparentemente insignificante… y sobre todo, nos habla por medio de nuestro propio corazón, la intuición, el sentimiento.

Sin embargo, ya que generalmente estamos tan embotados en nuestra interminable carrera hacia quién sabe dónde; no escuchamos, no sentimos, no nos aquietamos suficiente como para recibir las respuestas que buscamos… y luego nos lamentamos por no haber sido escuchados.

Te pregunto hoy si en verdad estás dispuesto a recibir las respuestas. El libro que tienes en las manos podría subtitularse “Un mapa del Tesoro Divino”.

No son simples palabras, son señales, son direcciones, son respuestas. Pero un mapa hacia el tesoro divino no tiene utilidad si tú no estás dispuesto a recorrer el sendero. El mapa te sugiere ejercicios prácticos, pero jamás encontrarás el tesoro si no los realizas.

Este libro está vivo. En ocasiones es un canto de amor para esa parte de ti que tan sola se ha sentido. En otros momentos es una explicación clara y racional para tu mente confundida; en otros párrafos, un manual para aprender a respirar el aliento del Espíritu Divino.

Y si está vivo es porque fue escrito por dos mensajeras que viven su mensaje, no sólo lo racionalizan. Cantan, ríen, se permiten amar y enojarse, llorar y volar con el alma. Ellas no sólo saben, sino experimentan la verdad de que ser humano, profundamente humano, no es un error, sino un privilegio… y que la vida no es un examen, sino un regalo sagrado.

Las indicaciones que te ofrece el mapa tienen profundidad y verdad porque las mensajeras que lo escriben lo han recorrido y, si hablan con tanta franqueza y sencillez, es que han sido honestas consigo mismas, se han arrancado las máscaras y se han amado a sí mismas.

El Tesoro que has buscado eres Tú, pero olvidaste la grandeza y tu divinidad.

En estas páginas, al recorrer el sendero, llegarás a maravillarte ante lo más simple y lo más hermoso: Tú eres DIOSOY, siempre lo fuiste, siempre lo serás, y eso que eres es infinitamente más grande, poderoso, amoroso, sabio, excelso de lo que jamás tu mente podría concebir.

¡Buen viaje hacia el Tesoro que Tú eres… y que DIOSOY!

MARTÍN VILLANUEVA REINBECK

Contempla todo a tu alrededor, date cuenta que todo es perfecto y tu eres parte del universo, eres parte del yo soy. Reconócete como una manifestación única incomparable del universo y acéptame por ser. Aceptación Total Ahora se que soy parte del universo perfecto, amoroso que merezco …

Gracias, amigos, amigas, amores…